Hace poco más de cien años, se fundó la obra salesiana en Guadalajara, al Noroeste de México.

En 1892 llegaron los Salesianos a la ciudad de México, y de ahí pasaron a Puebla (1894) y a Morelia (1891).

Los Salesianos que habían llegado a Guadalajara en 1905, primero al "Asilo de San Vicente" con 27 niños, en 1906 pasaron al "Colegio del Espíritu Santo" dirigido por el Sr. Canónigo Manuel Azpeitia y Palomar.

Durante la revolución, el edificio del coletio del Espiritu Santo fue confiscado por los carrancistas, los sacerdotes expulsados. 1912-1914.

En 1920, recuperado el edificio, comenzó de nuevo la actividad salesiana. En los quince años siguientes vivió esta obra su época de oro, que terminó en 1935 gracias al gobierno de Cárdenas.

En 1941 los Salesianos volvieron a Guadalajara y fundaron el Colegio Anáhuac, en la calle La Paz, de donde pasó a su sede actual en 1943.

Fue el Ing. Elías González Chávez, quien dirigiera las obras de la construcción del naciente Colegion Anáhuac Garibaldi, que en un principio albergó a la Normal Anáhuac.

En un principio solamente se ofertaba la educación primaria, después de una interrupción, en 1945 se reabrió la sección Secundaria.

En el año de 1985 se inicia la remodelación del Colegio.
En 1990 se da inicio la Sección Preparatoria, con incorporación a la Universidad de Guadaljara.

En 1992, se termina el nuevo edificio que actualmente alberga algunos salones de la sección preparatoria, laboratorios de cómputo y el patio menor.

En 1993 se inauguraron los campos deportivos para entrenamientos y oratorio, ubicados en camino a Tesistán.

Actualmente, el colegio está conformado por más de 1,400 alumnos, más de cien empleados entre administrativos, maestros e intendentes; atendiendo el oratorio, grupo misionero, ADS, músicos, malabaristas, ajedrecistas, mamás catequistas y mesa directiva.l año de 1985 se inicia la remodelación del Colegio.
El Colegio Anáhuac Garibaldi en 1943